DÍA CONTINENTAL DE EVANGELIZACIÓN A LA NIÑEZ

El Día Continental de Evangelización a la Niñez:  31 de octubre

SUMATE..................................................................

 clip_image001 clip_image002  clip_image003

UN DÍA PARA AGENDAR AHORA!!!!

El Día Continental de Evangelización a la Niñez es un esfuerzo en el que toda la iglesia puede involucrarse como parte de su deber en el cumplimiento de la Gran Comisión. Es la oportunidad de una gran cosecha para la gloria de Dios, para la salvación de los niños y para la ejercitación de los dones de la congregación.

LAPEN dio origen a esta iniciativa en 2004 y, durante estos años, hemos comprobado la fidelidad de Dios en acompañar a tantos hermanos que a lo largo y ancho del país han hecho del 31 de octubre un festejo inolvidable para miles de niños. Cada año hemos provisto un programa para desarrollar y no queremos que te quedes afuera. Por eso, en este espacio encontrarás todo lo que necesitas para organizar un evento que alcance a los niños con la luz del evangelio. ¡A orar y a prepararse! PARA PROGRAMAS, solicita material en nuestra sede: LAPEN – Esquiú 247 – CÓRDOBA – R. Argentina – Tel 0351 4232381 o click aquí lapensedenacional.org

INSTRUCTIVO PARA ORGANIZAR LA ACTIVIDAD

El liderazgo de la iglesia necesita tener clara la visión de alcanzar a los niños perdidos y experimentar una genuina pasión por ellos. El proyecto se generará desde la iglesia local.

Puede ser incentivado por maestros o creyentes altamente preocupados por la situación de los niños del lugar, pero será la iglesia la que tome las riendas que darán el curso general del evento. Para ello, con la guía del Espíritu Santo de Dios, invitará de entre sus miembros a aquellos que ya el Señor haya apartado para tareas específicas e investido con los dones necesarios. Ellos ocuparán las siguientes funciones:

Coordinador General

Como su cargo lo indica, será el responsable de coordinar en forma general todos los trabajos, organizando las distintas acciones para conformar un todo armónico.

Necesita ser una persona con capacidad y experiencia tanto en ministerio espiritual con niños como en liderar grupos. Debe contar con la preparación adecuada, habiendo cursado por lo menos los niveles del Ciclo Básico de preparación de maestros de LAPEN (ECEN 1 en América Latina). Sus responsabilidades son:

- Colaborar en la selección del personal para los distintos grupos de trabajo.

- Orientar a los coordinadores de equipos para realizar una tarea efectiva.

- Trabajar junto con los coordinadores de equipos para implementar el programa haciendo los

ajustes o adaptaciones que fueran necesarios.

- Mantener informada a la iglesia local de cada aspecto del proyecto.

- Velar por los detalles organizativos en general.

- Velar por la calidad del programa.

- Procurar la inserción de los niños alcanzados a la iglesia y el trabajo de seguimiento de ellos.

- Remitir un informe final del evento al Centro de LAPEN u Oficina de APEN que corresponda.

El Coordinador General trabajará de manera mancomunada con los Coordinadores de

cada equipo de trabajo específico.

Coordinador de Intercesión

Su vida debe estar caracterizada por saber invertir tiempo de calidad en oración. Tiene que ser alguien reconocido como un hombre o mujer de rodillas dobladas. Habiendo tenido experiencia en ganar victorias espirituales por medio de la intercesión, será la persona indicada para:

- Llevar adelante el programa de intercesión.

- Organizar grupos de oración específicos procurando un encuentro periódico de intercesión. Entre los grupos, será muy significativo tener uno de niños que intercedan por la salvación de sus amigos y de sus pares.

- Recopilar y distribuir motivos de oración actualizados a los distintos grupos. Una manera útil es armar señaladores con motivos específicos. Pueden renovarse cada mes.

Coordinador de Promoción

Debe conocer y estar convencida del enorme valor de una buena promoción. De esta manera podrá realizar su tarea, que consiste en:

- Organizar la reunión de promoción inicial para la congregación.

- Mantener la visión de la congregación por medio de presentaciones promocionales regulares:

breves segmentos en cultos, afiches en cartelera, notas en boletines, etc.

- Seleccionar las maneras más adecuadas para promocionar el evento entre los niños y el barrio.

Coordinador de Programa

Debe tener la habilidad de dirigir un grupo de personas y la capacidad de responder frente a imprevistos. La realización de la función implica:

- Contar con la preparación adecuada, habiendo cursado por lo menos los niveles del Ciclo Básico

de preparación de maestros de LAPEN (ECEN 1 en América Latina).

- Conocer y dominar todos los elementos y actividades del programa.

- Explicar el programa a los maestros y ayudantes que tomarán parte del mismo, ensayándolo con

ellos.

- Proveer orientación y/o capacitación adicional a los miembros de su equipo para ayudarlos a

realizar de la mejor manera posible cada parte del programa, especialmente en lo referido al

entrenamiento de los maestros consejeros.

- Realizar los ajustes necesarios al programa.

- Velar por los recursos materiales que se requieran.

Coordinador de Arreglos Físicos

La eficacia de un programa y la buena recepción por parte de los destinatarios están, en buena medida, determinados por la adecuación del ámbito donde se desarrollará.

En esto, el Coordinador de Arreglos Físicos desempeñará un papel clave. Debe ser una persona con una doble capacidad de observación. Por un lado, tiene que ser un agudo detallista capaz de detectar aquello aparentemente insignificante pero cuya ausencia o presencia, según el caso, perjudicará el desarrollo efectivo del programa.

Por otro, tiene que poder ver la situación de manera global, como un todo, en la que la suma de los pequeños detalles que hacen un conjunto armonioso por el que el mensaje se transmite libremente. Tendrá a su cargo:

- Velar por el equipamiento necesario, según las características del lugar y el horario: escenario o plataforma, sillas para los niños, sonido e iluminación adecuados, provisión de agua o refrescos para los niños, etc.

- Velar por una decoración que contribuya a reforzar el mensaje: globos, carteles, afiches, figuras, etc.

Estos coordinadores no trabajarán solos. Aunque quisiesen, no podrían hacer toda la tarea. Contarán con Equipos de Trabajo según sus áreas específicas con los que deberán mantener buena comunicación y relación a fin de cumplir la responsabilidad que les compete. Estos equipos son:

Equipo de Intercesión

Además de las reuniones o encuentros de oración que normalmente se tienen en la congregación, será necesario contar con un equipo de intercesores que, de manera conjunta en un encuentro periódico y de manera diaria individual, presenten a Dios motivos específicos de oración. Por ejemplo:

- Que Dios guíe cada paso en la preparación del evento.

- Por los niños del barrio que necesitan escuchar de Jesús, que el Espíritu Santo prepare sus corazones para recibir el mensaje.

- Por los preparativos del programa.

- Por los recursos y materiales.

- Por todos aquellos que están involucrados en el evento, sus vidas y sus responsabilidades.

- Por el interés y el apoyo de la iglesia local.

- Por el seguimiento y la conservación de los frutos del Día Continental de Evangelización a la Niñez.

Equipo de Promoción

Todos coincidimos en el valor de una buena promoción. Lo saben muy bien los comerciantes, los empresarios y todos aquellos que desean captar la atención de las personas y dirigirlas a sus intereses. Nosotros también. Pero a diferencia, la atención captada de los niños queremos dirigirla a Aquel que les puede dar salvación y vida eterna. Para esto, el Equipo de Promoción buscará primero captar la atención de los creyentes y dirigirla a la necesidad de los niños sin Cristo. La cualidad básica de los miembros de este equipo es su capacidad de comunicación a través de distintos medios:

oral, escrita, gráfica. Sus tareas son:

à Promover el evento en la iglesia

Si la congregación cuenta con un boletín semanal o mensual, comenzar con pequeños destellos que despierten el interés de la congregación, creándole expectativa. Solicitar luego unos minutos en los cultos o en las reuniones generales para ir brindando mayor información. Resultará muy útil contar con datos significativos, estadísticas, noticias de la situación general de la niñez y, especialmente, dentro del contexto local. Ejemplo:

¿Cuántos niños viven aquí?

¿Qué edades tienen?

¿Qué programas de televisión miran? (O alguna otra pregunta de interés general que permita romper el hielo.)

¿Asisten a alguna iglesia?

 - Otro recurso altamente concientizador es realizar un censo infantil en la zona de influencia de la iglesia. Un grupo de voluntarios puede realizar visitas casa por casa dentro del rango que se desea alcanzar. Unas pocas preguntas podrán ser contestadas sin reservas por los padres o adultos de los hogares visitados:

Luego presentar los datos obtenidos: ¿Cuántos niños de la cifra total asisten a la iglesia? ¿Cuántos asisten a otras congregaciones o, al menos, sabemos que alguna vez escucharon el evangelio? ¿Cuántos todavía faltan evangelizar? Los números por sí solos presentarán las conclusiones.

Esperamos que todas estas pinceladas de realidad combinadas con los pasajes de las Escrituras que nos animan a alcanzar a los niños, empujen a todos los miembros a involucrarse de alguna manera en el esfuerzo. Se pueden aprovechar pasajes como Salmo 78.1-7; Lamentaciones 2.18,19 o Marcos 10.13-16. Pero para mantener la motivación inicial se debe ser constante en la promoción. Por eso, el trabajo de este equipo tiene que ser constante.

Promover el evento en el barrio

En días próximos al 31 de octubre, el Equipo de Promoción tendrá que hacer una avanzada publicitaria que permita captar a los niños y a sus padres. Si los chicos no se enteran del evento, obviamente no van a asistir. Cada situación específica donde se realice ofrece diversas posibilidades: folletos repartidos de las maneras más originales; afiches convocantes dispuestos en lugares estratégicos; transmisión boca a boca aun por los mismos niños, los mejores difusores; salidas con payasos; reparto de globos con invitaciones; anuncios por alto parlantes; espacios publicitarios en volantes de actividades comunitarias adecuadas; pasacalles debidamente autorizados; propagandas emitidas a través de radios FM locales...

¿Cuántas maneras más se te ocurren?

Equipo de Programa

Son las personas que, delante del Señor y de los niños, dirigirán y llevarán a cabo el programa del Día Continental de Evangelización a la Niñez. Su participación será decisiva, ya que serán los que tendrán el contacto directo con los niños. Por lo tanto deben ser:

- Creyentes con evidente madurez espiritual.

- Comprometidos con la iglesia local.

- Con genuino amor y carga por los niños perdidos.

- Conscientes de su propia incapacidad para el trabajo espiritual, que es una obra exclusiva de Dios y que implica una total dependencia del Espíritu Santo.

- Disposición al trabajo disciplinado en equipo, a recibir entrenamiento y a seguir las indicaciones del Coordinador de Programa.

- Con habilidades y destrezas que requieran su desempeño en la actividad del programa que le corresponda o se le asigne: animar la bienvenida u otros momentos, dirigir el momento de canciones, enseñar el versículo, presentar la lección y dar la invitación, aconsejar a los niños que manifiestan inquietudes espirituales, atender a los niños y/o a los mayores que los acompañen, etc.

De sus cualidades se desprenden las funciones que les competerán desarrollar. Estas funciones serán distribuidas entre los distintos integrantes del equipo. Obviamente, éste será el grupo más numeroso.

- Buscar a los niños, recibirlos, acomodarlos en el lugar y acompañarlos de regreso a sus hogares.

- Velar por la disciplina. Este importante aspecto se ve facilitado cuando los niños se sienten cómodos y atendidos.

- Participar en los distintos momentos del programa.

- Colaborar en todo lo que sea necesario.

Equipo de Arreglos Físicos

Ya sea grande o pequeño el lugar donde se desarrolle el programa, siempre hay detalles que cuidar a fin de que nada interfiera en la presentación del mensaje. Si los niños no pueden ver u oír bien a los que presentan el programa, se los habrá perdido antes de que el mismo comience. Por eso es conveniente:

- Analizar las características del lugar donde se desarrollará el programa. Visitarlo antes de la fecha, aun cuando fuera un sitio conocido. Hacer una recorrida por cada rincón y formularse preguntas.

Pararse en la plataforma o lugar donde estarán los integrantes del Equipo de Programa llevándolo a cabo: ¿Es apropiado? ¿Hay algo que ellos necesitan en su participación? ¿Hay algo que se debe tener en cuenta para mejorar, añadir o quitar?

Pararse en el sector donde estarán los niños: ¿Hay suficientes sillas o lugares donde sentarse? ¿La posición es cómoda y de fácil acceso? ¿Ofrece una buena vista? ¿Se oye bien?

Ubicarse en el centro del recinto: ¿Hay buena iluminación o será necesario agregar luz extra? (Según la hora en que se realizará el programa.) ¿Cómo es la acústica?

¿Hay interferencias o distracciones? (Especialmente si es al aire libre o en un ambiente que no está originalmente preparado para este tipo de actividad.) ¿Hay buena ventilación? (Para lugares cerrados.) ¿De qué manera el clima o la hora del día puede incidir en el programa? (Para lugares abiertos.)

Las respuestas a éstas y otras preguntas similares darán la pauta de qué trabajos de equipamiento serán requeridos a este grupo: conseguir más sillas o bancos, agregar iluminación extra, colocar carteles indicadores para dirigirse a distintos sectores o delimitadores cuando se trate de un espacio abierto, preparar una plataforma, etc. En los espacios abiertos o lugares grandes el sonido es una cuestión fundamental. Dentro del equipo debe haber un sonidista que sepa hacer bien su trabajo. Hacer que un grupo numeroso escuche no es sólo una cuestión de volumen. Se requiere calidad de sonido para que los niños puedan entender lo que se dice y se canta. Por ejemplo: En un lugar con mucho eco (como en un gimnasio) el sonidista deberá subir más los agudos y bajar los graves para dar más claridad.

Hay que probar previamente y teniendo en cuenta que, a su vez, las cosas cambian un poco con el lugar lleno de personas.

Habiendo también analizado el programa determinar, con las sugerencias del Equipo de Programa, la decoración del lugar. El color, el sonido, las formas, son cosas que a los chicos les atraen mucho. Nuestro mensaje es de vida eterna, por lo tanto ¡debe reflejar vida!

Pero también el Equipo de Arreglos Físicos deberá ser cuidadoso de no provocar el efecto contrario al deseado, haciendo que la ornamentación capte tanto la atracción sobre sí misma que la desvíe del mensaje. Por lo tanto, la decoración debe ser cuidadosamente diseñada y, reiteramos, cotejada con los miembros del Equipo de Programa.

Equipo de Finanzas

Toda actividad o programa siempre requiere recursos que la hagan posible. Siendo un programa de la iglesia local, se descuenta que la misma destinará parte de su presupuesto para solventar los gastos de su preparación y desarrollo.

Pero cuando los recursos con los que se cuenta no son suficientes o se desea hacer algo más grande que lo que permiten los fondos disponibles, es una buena idea designar un Equipo de Finanzas con un Coordinador del área, que se aboque a la tarea de reunir o generar los recursos financieros. Algunas formas de obtenerlos:

- Confiando que el Señor proveerá y multiplicará los recursos. En este aspecto trabajan juntos con los miembros del Equipo de Intercesión.

- Ofreciendo la posibilidad a la congregación de hacer ofrendas especiales para este fin específico. En este aspecto trabajan juntos con los miembros del Equipo de Promoción.

- Fomentando, organizando y llevando a cabo actividades que generan recursos: ventas de platos, de papel de diario y cartón, de botellas de vidrio, etc.

- Proponiendo un desafío a los niños creyentes de la iglesia que ahorren del dinero que disponen y ofrenden para que otros niños escuchen de Jesús. En este aspectos trabajando juntos con los maestros de la Escuela Dominical o Ministerio de Niños.

¿Has decidido ser parte de este esfuerzo para ganar a los niños de tu zona, rescatándolos de las tinieblas y permitiéndoles descubrir la luz de Cristo?

¿Qué dones el Señor te ha otorgado para su gloria?

¿Cuáles son las actividades en las que te sientes más cómodo?

¿Con qué áreas te identificas?

 Hay mucho por hacer. ¡Manos a la obra!

RECURSOS AQUÍ: OBRA MUSICAL